El asma bronquial es probablemente una de las dolencias persistentes más comunes en este planeta que ningún medicamento puede tratar por completo. Por ello, es importante buscar las terapias adecuadas para controlar la enfermedad. Para reducir la posibilidad de asma bronquial, detener los ataques de asma bronquial, mejorar el nivel de vida, y reducir la dependencia de los medicamentos, debe utilizar tratamientos caseros puros para los ataques de asma bronquial.

 ¿Qué son las crisis de asma bronquial?

El asma bronquial es una enfermedad inflamatoria persistente de las vías respiratorias (también llamadas bronquios) que provoca molestias respiratorias. La irritación de potencia relacionada con la hipersensibilidad de las vías respiratorias da lugar a signos recurrentes de asma bronquial como disnea, opresión en el pecho, sibilancias y tos, que se producen sobre todo por la noche o a primera hora de la mañana.

Se calcula que el asma bronquial provoca anualmente unas 5.000 muertes, 2 millones de casos de urgencias y 500.000 hospitalizaciones. Además, cada vez hay más pruebas de que, si no se trata o no se maneja correctamente, el asma bronquial puede provocar un deterioro a largo plazo del funcionamiento de los pulmones (insuficiencia respiratoria persistente).

Tratamientos de la casa pura

El asma bronquial es una enfermedad persistente, lo que significa que no hay un tratamiento duradero para el asma bronquial. Los signos y la adversidad del asma bronquial puede estallar en cualquier momento, aunque usted utiliza terapias y procedimientos médicos. Sin embargo, usted descubrirá algunos tratamientos caseros puros para el asma bronquial, para respirar más fácilmente y obtener la reducción de los signos y la adversidad del asma bronquial, cuando se dispara.

Higos

Los higos son también tratamientos caseros eficaces para los ataques de asma bronquial en adultos. Las propiedades dietéticas de los higos ayudan a mejorar el bienestar respiratorio y a drenar la flema, reduciendo las dificultades respiratorias. Lave algunos higos secos y remójelos en agua durante un día. A la mañana siguiente, coma estos higos empapados con el abdomen vacío. También debe beber el agua de higos para reducir los síntomas del asma bronquial. Tomar este tratamiento casero durante unos meses podría ayudarle a ocuparse de los problemas del asma bronquial.

Miel

La miel también puede ser el tratamiento casero puro más antiguo para los ataques de asma bronquial en adultos que está buscando. Puede ayudarle a calmar las membranas mucosas de las vías respiratorias, tratando la tos nocturna y las sibilancias relacionadas con el asma bronquial. Puede beber la combinación de una cucharadita de miel y un vaso de agua helada lentamente al menos dos o varias veces al día. Incluso inhalar el aroma de la miel puede ser eficaz para tratar los signos del asma bronquial. Antes de dormir, puede comer una cucharadita de miel con ½ cucharadita de canela en polvo para eliminar la flema de la garganta, lo que le permitirá dormir bien por la noche.

Ajo

Otro de los tratamientos caseros para los ataques de asma bronquial en adultos. El ajo ofrece una rápida reducción de los signos de asma bronquial al despejar la congestión de los pulmones. Es necesario hervir de 10 a 15 dientes de ajo en media taza de leche, y beber tan pronto como un día. Alternativamente, añada de tres a cuatro dientes de ajo en una olla de agua caliente para hacer un té de ajo, déjelo enfriar durante 5 minutos a temperatura ambiente y luego disfrútelo.

Espresso

La cafeína contenida en el café actúa como un broncodilatador para controlar los ataques de asma bronquial. Además, el espresso relaja y despeja las vías respiratorias, haciendo que el aire entre y salga simplemente, o en otras palabras, puede respirar más fácilmente. Cuanto más fuerte sea el espresso, más sencillo será este tratamiento casero para el asma bronquial. Sin embargo, no beba más de tres tazas de café negro en un día y usted puede ir para el té negro si no te gusta el café.

Cebollas

Si se ve afectado por el asma bronquial, las cebollas le ayudarán a reducir la constricción de las vías respiratorias debido a sus propiedades antiinflamatorias. Las cebollas son, además, confirmó ser útil en la limpieza de los pasajes de aire. Además, estos tratamientos caseros para los ataques de asma bronquial tienen material de azufre que ayudará a aliviar la irritación en sus pulmones. Usted necesita comer las cebollas en el tipo de crudo mediante la inclusión de ellos a la ensalada o preparar la cena con los verdes.

Jengibre

Jengibre no sólo tiene muchas ventajas en su físico y el bienestar general, pero también es muy bien conocido como considerado uno de los tratamientos caseros puros para los ataques de asma bronquial en los adultos. Muchas investigaciones han confirmado que el jengibre le ayudará a inhibir la contracción de las vías respiratorias y aliviar la irritación de las mismas. Además, los compuestos en el jengibre se confirman para condimentar los resultados relajantes del músculo de algunos medicamentos de asma bronquial seguro.

Consuma una cucharada de jugo de jengibre, miel y granada dos o varias veces al día para aliviar el asma bronquial. También es posible beber una cucharada de la combinación de 1 cucharadita de jengibre en polvo y 1,5 tazas de agua a la hora de acostarse. Para desintoxicar los pulmones, remojar dos cucharadas de semillas secas de alholva y una cucharada de miel en una sola cucharada de jugo de jengibre en un solo día, después de lo cual comerlo cada mañana y noche. El consumo de jengibre crudo con sal es otro medio para obtener resultados eficaces.

Peces

Los pescados similares a las sardinas, el bacalao, el atún, la caballa y el salmón son los principales tratamientos caseros para los ataques de asma bronquial en adultos. Esto es debido a que cuando se come pescado, podría ser realmente eficaz para hacer frente a los signos de asma bronquial. Los peces ayudan a los pulmones a funcionar mejor y más fuerte para luchar contra los signos del asma bronquial y el tratamiento con éxito y rápidamente.

El pescado más sencillo entre estos tratamientos caseros para los ataques de asma bronquial es el salmón. El salmón es el maravilloso suministro de ácidos grasos omega-3 que ayudan a los pulmones a reaccionar mejor a los irritantes que provocan los signos del asma bronquial. Además, los ácidos grasos omega-3 del salmón también pueden aliviar la irritación y el estrechamiento de las vías respiratorias.

En caso de que no puedas comer el tipo de pescado cocinado o no te parezca que existe, los aceites de pescado son la gran diferencia.

Cúrcuma

No sólo es buena para la digestión, la cúrcuma también se encuentra entre los tratamientos caseros puros para los ataques de asma bronquial en adultos. Ayuda a reducir la irritación de las vías respiratorias y a dilatar los vasos sanguíneos, aumentando la circulación. La cúrcuma, además, alivia los espasmos musculares, facilitando las vías respiratorias y restableciendo el aliento puro. La dosis de cúrcuma depende de su situación, pero la dosis realmente útil es de 250 mg durante tres veces al día. Se aconseja advertir en caso de que esté tomando medicamentos anticoagulantes.

Aceite de mostaza

En caso de que usted está afectado por el asma bronquial, el aceite de mostaza es una alternativa eficaz para que usted pueda obtener la reducción. Simplemente combinar el aceite de mostaza con alcanfor y suavemente masaje terapéutico con el fin de que probablemente podría ayudar a despejar sus vías respiratorias y respirar más fácil. Recuerde calentar el aceite de mostaza antes de masajearlo y hacer un masaje terapéutico en el pecho y en la parte superior de la espalda varias veces hasta que consiga reducir los síntomas del asma bronquial.

Hoja de perejil

Esta hierba es probablemente uno de los buenos tratamientos caseros para la tos del asma bronquial. Se utiliza como expectorante que afloja la mucosidad, alivia la opresión en las vías respiratorias y calma la tos. Añade dos cucharaditas de hoja de perejil contemporáneo o una cucharadita de perejil seco a una taza de agua hirviendo para hacer un té de hoja de perejil, déjalo reposar durante 15 minutos, luego presiona y bebe. Se puede añadir miel al estilo. Tenga cuidado al utilizar el perejil para el asma bronquial en caso de que esté tomando diuréticos o medicamentos para la hipertensión, ya que el perejil podría aumentar la frecuencia y la cantidad de orina.

Aceite de eucalipto

El aceite esencial, extraído del árbol de eucalipto, es básicamente uno de los tratamientos caseros eficientes para aliviar los signos del asma bronquial y mantener el asma bronquial a raya. La razón es que el aceite esencial de eucalipto tiene las propiedades descongestionantes y ayudará a romper la mucosidad. Ponga un par de gotas de aceite esencial de eucalipto en una toalla de papel o en una taza de agua hirviendo, ya que le ayudará a respirar más fácilmente abriendo las vías respiratorias y los conductos nasales.

Frutas y limones

Frutas como las naranjas, la papaya, los arándanos y las fresas han demostrado tener muchas ventajas para las personas que se encuentran afectadas por el asma bronquial. Estos tratamientos caseros puros para los ataques de asma bronquial son ricos en vitamina C, una de las vitaminas nutricionales vitales para su bienestar pulmonar. La deficiencia de vitamina C en su físico podría desencadenar sus pulmones secos como resultado de que carecen de la hidratación convencional de las superficies de las vías respiratorias, lo que resulta en ataques de asma bronquial. Consuma estas frutas, en particular los limones, para obtener un maravilloso suministro de vitamina C y antioxidantes que presentan cierta reducción y ayudan a disminuir los signos de asma bronquial. Consuma jugo de limón con agua y azúcar a menudo para obtener un remedio puro para esta enfermedad.

Conclusión

El conjunto de los 12 tratamientos caseros puros para los ataques de asma bronquial en los adultos son fáciles y disponibles en su cocina que son fáciles de tomar en casa y realmente ayudar a cualquier persona que necesita para buscar terapias puras para el asma bronquial sin ir a ver a los médicos.

Artículo anterior¿Por qué tomar un baño con aromaterapia y sales?
Artículo siguiente¿Qué es el incienso?