El problema del acné no es nuevo. Puede ocurrirle a cualquiera y a cualquier edad por muchas razones, ya sean fluctuaciones hormonales o un mal cuidado de la piel. Muchos esteticistas, dermatólogos y expertos en la piel han sugerido multitud de consejos para deshacerse del acné. Sin embargo, cuál elegir sigue siendo una cuestión de preocupación, ya que no todos los métodos serán los más adecuados para cada tipo de piel y causa del acné. Además, ¿qué sentido tiene optar por productos artificiales cuando se tienen tantos ingredientes útiles en la cocina?

Vinagre de manzana

El vinagre de sidra de manzana es un producto con múltiples funcionalidades. Gracias a sus propiedades antibacterianas, el producto sirve para tratar el acné de forma eficaz y económica. Tome algunas gotas del producto en una bola de algodón y úselo como si fuera un tónico. Usted puede ver los resultados en algunos días. Además, ayuda a mantener el nivel de pH de la piel y también funciona mejor en el cabello.

Aceite del árbol del té

Si desea tener una piel libre de acné, tendrá que concentrarse en su propia causa de raíz y los poros obstruidos con frecuencia conducen al acné. El aceite de árbol de té es uno de los mejores materiales para limpiar los poros obstruidos, ya que limpia la piel sin causar brotes de acné. Además, ayuda a eliminar los gérmenes y elimina las células muertas de la piel. El ingrediente también aumenta la producción de colágeno mediante el control de los radicales libres, dando así a su piel un aspecto juvenil.

Papaya

El alto contenido en vitaminas de la papaya la convierte en uno de los mejores componentes para tratar el acné. Tritura un poco de papaya y utilízala como mascarilla facial. Deje la pulpa en su cara durante 20 a 30 minutos y luego enjuáguela con agua fría. Esto retendrá la sobreproducción de sebo que es una de las causas más importantes del acné.

Patata

Para disminuir la inflamación del acné, machaca una patata y aplícala en la zona afectada. Cuando te laves la cara después de 15 minutos podrás observar la disminución del tamaño del acné.

Mint

El carácter refrescante de la menta la convierte en uno de los mejores tratamientos para el acné. Aplasta algunas hojas de menta y luego utiliza el jugo directamente en la cara y comprueba los resultados por ti mismo.

Suplementos de vitamina C

La vitamina C es crucial para una piel sana y brillante. Por lo tanto, incluya en su dieta diaria todos los productos repletos de vitamina C, incluyendo naranjas, limones, amla, guayaba y muchos otros. Incluso puedes emplear una mezcla de agua de rosas y zumo de limón para mantener su luminosidad.

Miel

Las bondades de la miel no se limitan a la salud. Además, resulta muy útil para tratar el acné. Su propiedad antimicrobiana destruye las bacterias, reduciendo así las probabilidades de acné. Además, su textura pegajosa ayuda a eliminar la suciedad de la cara sin efectos perjudiciales. Para obtener los máximos beneficios, asegúrese de elegir la variante natural en lugar de la miel procesada, ya que sus propiedades se mantienen bien en su forma natural. Aplique una capa uniforme de miel por toda la cara y el cuello y déjela durante unos quince o veinte minutos. Lávate la cara con agua corriente y notarás un brillo como nunca antes.

Clara de huevo

El huevo no sólo te mantiene sano, sino que también cuida bastante bien tu piel. La clara de huevo aplicada en la cara desobstruye fácilmente los poros que causan el acné, reduciendo también el enrojecimiento. Por lo tanto, desempeña un doble papel como agente antiinflamatorio y astringente.

Aguacate

Los aguacates son famosos por su alto contenido en fibra y grasas insaturadas. Pero, junto con esto, la fruta también puede ser beneficiosa para tratar el acné debido a sus propiedades antiinflamatorias. Por lo tanto, trata de incorporar esas frutas en tu dieta diaria para tener una piel sana y limpia.

Bicarbonato de sodio

Otro producto que está presente en prácticamente cualquier cocina y que puede curar el acné es el bicarbonato de sodio. Para tratar el acné, combina una cucharada de bicarbonato de sodio con agua suficiente para formar una pasta espesa. Después, aplique la cola sobre su piel y déjela hasta que empiece a endurecerse y luego lávese la cara. Repite el procedimiento muchas veces en una semana y estarás encantado con los resultados.

No sólo los tratamientos externos pueden ofrecerte una piel sin acné. Además, tienes que cuidar tus hábitos alimenticios para tener una piel bonita y luminosa. Asegúrate de beber mucha agua, al menos de diez a quince vasos diarios, para mantener tu piel hidratada y humectada. Además, selecciona bien tus productos de maquillaje y para la piel. No renuncies a la calidad por el precio.

 

Artículo anterior¿Has probado este remedio casero para las cicatrices del acné?
Artículo siguiente¿Conoces los 10 mejores remedios caseros para el acné?