Para los que se ocupan de la artritis rumiante, el dolor es un tema constante. La hinchazón e inflamación que acompaña a esta enfermedad causa dolor y rigidez en las articulaciones. Algunas de las principales áreas en las que se puede producir dolor incluyen las articulaciones de la cadera, las articulaciones de la muñeca, las articulaciones de la mano, las articulaciones de la rodilla y la columna vertebral.

Consejos para el alivio del dolor

Para hacer frente a este dolor crónico, he aquí algunas sugerencias útiles para el alivio del dolor que podrían ofrecer el tratamiento del dolor requerido.

Dieta saludable

Una gran idea para el alivio del dolor de la artritis reumatoide es comer una dieta saludable. Una dieta bien equilibrada puede ayudar a mantener el peso bajo control, aliviando la tensión de las articulaciones. Limitar ciertos alimentos como las grasas saturadas y las carnes frías puede ayudar a reducir la inflamación, ya que restringe el ácido araquidónico, que puede empeorar la inflamación. Comer alimentos que contengan omega 3 también puede ser útil, ya que se ha demostrado que ayudan a disminuir la inflamación de las articulaciones.

Masaje

Incluso la terapia de masaje puede ofrecer algún alivio del dolor para las personas que tienen artritis reumatoide. El masaje puede ayudar a calentar y relajar los músculos que están tensos debido al dolor constante. Un fantástico masaje también puede ayudar al cuerpo a liberar endorfinas, que son analgésicos naturales, aliviando el dolor.

Terapia de frío y calor

Muchas personas descubren que el tratamiento con frío y calor puede ayudar a aliviar parte del dolor que acompaña a la artritis reumatoide. Cuando una articulación está dolorida e inflamada, el tratamiento con frío puede ayudar a reducir parte de la inflamación, aliviando el dolor. Otras personas descubren que el tratamiento con calor es útil para relajar los músculos y aliviar el dolor que se siente en las articulaciones.

Ejercicio sin impacto

El ejercicio es una parte valiosa para disminuir el dolor con este trastorno. Construir músculos que sean fuertes y estén en forma proporciona un mejor soporte para las articulaciones del cuerpo. El ejercicio también puede reducir los síntomas de dolor y aumentar la versatilidad. Los ejercicios sin impacto son las mejores opciones para las personas con daños en las articulaciones, como el tratamiento de agua y la natación. Hablar con su médico antes de involucrarse en un nuevo programa de ejercicios es una idea fantástica.

Medicamentos

Hoy en día hay un surtido de excelentes medicamentos que podrían ayudar a tratar la artritis reumatoide y aliviar algunos de los dolores que acompañan a la enfermedad. La inflamación puede reducirse con medicamentos como los corticoides y los AINEs, lo que contribuye a la disminución del dolor.

Actualmente existen otros medicamentos antirreumáticos que se encargan de la enfermedad, lo que resulta en una reducción del dolor cuando empiezan a funcionar. Algunas de las medicinas biológicas más recientes que están disponibles incluyen Enbrel, Orencia y Humira. Varios son aceptados por extracto, mientras que otros se administran en forma de inyecciones.

Conclusión

Lidiar con todo el dolor que acompaña a la artritis reumatoide puede ser frustrante. Sin embargo, hay varias opciones estupendas disponibles que pueden ofrecer cierto alivio del dolor. Si está tratando con este trastorno, considere algunas de estas sugerencias y hable con su médico sobre las opciones que pueden funcionar mejor para usted.

 

Artículo anterior¿Estás a salvo con la Acupuntura?
Artículo siguiente¿Puede ayudarte la magnetoterapia?