Arnica El manzano es un medicamento. Posee fuertes propiedades medicinales, que pueden ser beneficiosas en el tratamiento de quemaduras y heridas. También puede utilizarse para aliviar el dolor causado por la artritis y las lesiones. El árnica Montana ayuda a tratar los trastornos de la coagulación y los niveles elevados de colesterol.

Componentes activos

Los componentes activos del Árnica Montana incluyen lactonas de sesquiterpeno como el 11, el 13-dihidrohelenalina y la helenalina. Se ha demostrado que el grado de lactona sesquiterpénica en el Árnica Montana está en una concentración más alta en las flores mientras que está en una concentración más baja en el tallo de la planta.

El Árnica Montana contiene lignanos de furofurano, la dibencilbutirolactona, y tipos. Los seis derivados del dibencilbutirolactol con diferentes estereoquímicas como el pinoresinol, la filigena, el matairesinol, el epipinoresinol, el nortraquelósido y la nortraquelogenina también han sido aislados de esta planta.

Los otros componentes del Árnica Montana son los flavonoides, 11alfa, 13-dihidro-2-O-tigloilflorilenalina, derivados del ácido cafeico como 1-metoxtoxalilo-3, ácido 5-dicaffeoilquínico y 10-acetoxi-8, isobutirato de 9-epoxitimol14.

Arnica Montana Beneficios y usos

Para la piel

El Árnica Montana puede ser utilizada para tratar problemas de la piel. Puede ayudar en la reparación de úlceras y heridas. También se puede utilizar para cuidar de las heridas quirúrgicas. Los pacientes que sufren para obtener alivio de la rigidez y el dolor causado por la misma pueden ser ayudados por el uso de la hierba.

Para la artritis

El Árnica Montana también puede utilizarse para tratar la artritis. Es valiosa en el manejo de la gota y la artritis reumatoide. Puede reducir los signos de estas enfermedades como el dolor de las articulaciones, la rigidez y la limitación de los movimientos. Mejora el conjunto de movimientos de las articulaciones y permite a los pacientes realizar sus actividades rutinarias sin esfuerzo. Además, previene la degeneración de las células de las articulaciones, retrasando así el progreso de la artritis.

El Árnica Montana produce una actividad antiinflamatoria. Ayuda a disminuir el dolor y la hinchazón. Además, reduce el daño a los tejidos de las articulaciones debido a los cambios inflamatorios. El Árnica Montana también produce una actividad antioxidante, que ayuda a proteger las células de la articulación contra el daño causado por los radicales libres.

El Árnica Montana mantiene las funciones y la estructura de la articulación inhibiendo el desgaste relacionado con la edad. El Árnica Montana también produce una poderosa actividad analgésica, que ayuda a ofrecer alivio a los dolores articulares.

Además, tiene la capacidad de estimular los procedimientos de reparación en las articulaciones. Esto permite una curación más rápida de los tejidos dañados y restaura las funciones de las articulaciones afectadas.

Para la curación de las heridas

El Árnica Montana se utiliza como agente terapéutico. Estimula los procesos de curación de las heridas. Se puede usar para tratar heridas traumáticas, heridas quirúrgicas, torceduras, esguinces, lesiones musculares y de ligamentos, quemaduras y úlceras.

El Árnica Montana ayuda a tratar las heridas acelerando los mecanismos naturales de curación del cuerpo. Crea una acción antiinflamatoria y analgésica. Ayuda a disminuir la hinchazón y el dolor en el sitio web afectado. El Árnica Montana también estimula la regeneración de las células de la piel a lo largo de los bordes de la herida. Esto causa un puente más rápido de los espacios entre la herida.

Para los trastornos de la coagulación

El Árnica Montana puede utilizarse en el tratamiento de trastornos. Se puede utilizar para evitar la coagulación de la sangre. Esta propiedad del Árnica Montana es beneficiosa en el manejo del infarto de miocardio, enfermedades cardiovasculares, embolia pulmonar y trombosis venosa profunda. Previene la coagulación de la sangre.

El Árnica Montana ayuda a prevenir la coagulación de la sangre inhibiendo la agregación. Está compuesta por dos lactonas sesquiterpénicas, 11,13-dihidroheleno y helenalina, cada una de las cuales tiene la capacidad de bloquear la agregación plaquetaria inducida por el colágeno, y la formación de tromboxano. Estos compuestos también pueden inhibir la secreción de 5-hidroxitriptamina.

Estas propiedades del Árnica Montana ayudan a prevenir la formación de coágulos en las arterias y venas, evitando así los bloqueos en los vasos sanguíneos. Esto asegura un suministro ininterrumpido de sangre a todas las áreas del cuerpo como el corazón, el cerebro y los pulmones. Esto ayuda a disminuir la probabilidad de trastornos causados por la reducción del suministro de sangre a estos órganos como el infarto de miocardio, las enfermedades cardiovasculares y la embolia pulmonar.

La actividad antiplaquetaria del Árnica Montana también ayuda a prevenir la trombosis venosa profunda que se produce por la formación de coágulos en las venas de las pantorrillas.

Para la hiperlipidemia

El Árnica Montana se utiliza para cuidar de la hiperlipidemia. Los niveles de colesterol pueden ser reducidos por ella. Esta propiedad del Árnica Montana es beneficiosa para reducir el riesgo de enfermedades provocadas por los elevados niveles de colesterol como el infarto de miocardio y el derrame cerebral.

Un alto nivel de colesterol lleva a la formación de placas que se depositan en los vasos sanguíneos haciéndolos más delgados. Debido a esto, el suministro de sangre a los órganos críticos como el corazón y la mente se ve afectado, resultando en un mayor riesgo de infarto de miocardio y derrame cerebral.

El Árnica Montana así, previene estos desórdenes y evita la formación de placa bajando los niveles de colesterol.

Las lactonas de Sesquiterpeno presentes en Arnica Montana bloquean la práctica de la lipogénesis. Esto evita que el metabolismo de las grasas conduzca a un nivel de colesterol más bajo.

 

Artículo anterior3 remedios caseros para la gota que no fallan
Artículo siguienteLos mejores aceites esenciales para el alivio de los sofocos