Eucalipto es un ingrediente frecuente en los remedios para la tos, pero tiene otras aplicaciones. También tiene un par de inconvenientes que no son ampliamente conocidos. Aquí hay alguna información que te ayudará a decidir si es lo mejor para ti y para tus seres queridos.

Beneficios del eucalipto

Varias de las hojas crean un remedio para la tos, los resfriados y el dolor de garganta. Se pueden conseguir pastillas y pastillas para la tos en muchas farmacias y supermercados. Las hojas contienen taninos que pueden disminuir la inflamación y se consideran antioxidantes.

Muchas mascarillas de vapor contienen aceite de eucalipto, lo que podría ayudar a aliviar la congestión. Los proveedores de atención médica a menudo lo recomiendan para enfermedades como la bronquitis y la gripe para ayudar a limpiar el pecho de flemas.

Al igual que la capsaicina, el aceite de eucalipto puede ser útil tópicamente para la artritis y las llagas. Frotado en la piel, es un gran repelente de insectos (aunque también podría ser un "repelente de personas"). Algunos repelentes naturales de pulgas para mascotas usan eucalipto en lugar de productos químicos más fuertes. El aceite puede ser antimicótico, especialmente cuando se trata de hongos en las uñas de los dedos y las palmas.

El uso tradicional indica que puede ser útil para el tratamiento de la diabetes. Los estudios preliminares coinciden en que podría haber algún mérito científico en este uso. Sin embargo, será necesario realizar más investigaciones antes de que sea seguro sugerir su uso.

El eucalipto se planta ocasionalmente en zonas pantanosas ya que absorbe mucha agua. También pueden reducir el contenido de sal del suelo. En las zonas pobres crecen disponibles como madera, ya que crecen bastante rápido y muy alto.

También para tener en cuenta

El aceite de eucalipto no puede ser usado con niños menores de dos años. A los niños menores de seis años no se les debe dar ninguna mercancía que contenga eucalipto, ya que puede provocar problemas importantes. Cuando compre pastillas para la tos o masajes de vapor para niños pequeños, asegúrese de que este ingrediente no está en él.

Si tiene inflamación de los riñones, el tracto gastrointestinal o el conducto biliar, no tome este producto. Evítelo si tiene una enfermedad hepática o cualquier tipo de problema de presión arterial. Los taninos que se encuentran en él pueden empeorar estos problemas. Si está embarazada o amamantando, no lo use. Si tiene asma, tenga precaución porque puede provocar un ataque de asma.

Hay una serie de interacciones de drogas con el eucalipto, por lo que es mejor preguntar a su médico o farmacéutico antes de tomar un producto que lo contenga. Además, recuerde que el aceite no es tóxico cuando se usa en la piel, pero es venenoso cuando se ingiere.

Artículo anterior¿Puede la medicina holística tratar las alergias?
Artículo siguiente¿Cómo lograr el alivio del tinnitus con remedios naturales?